Categorías
Productividad

El éxito a través de la diferencia y de estar en tu Elemento

Este pasado viernes tuve el placer de asistir a la fiesta que la empresa Ncora celebró en Madrid con motivo de la inaguración de su nueva sede en la capital y del inicio de su canal ncora.tv. Para explicar lo que quiero transmitir en este artículo los voy a usar como ejemplo.

Aunque por mi trabajo como responsable de TIC tenemos una relación comercial, este artículo lo escribo a título personal, no desde el punto de vista de un informático que puede necesitar sus servicios sino como un observador preocupado por llevar la idea de innovación constante y las nuevas formas de trabajo a la empresa.

La primera vez que alguien me habló de Josep Ros (gerente de NCora) fue en una reunión comercial en la que me reencontré con un compañero de universidad. Me comentó que habían estado virtualizando servidores con una gran consultora y que «después de gastarnos una millonada no funcionaba nada bien y hemos tenido que llamar a un tio de Barcelona que nos lo ha dejado niquelao. Ahora es una gozada».

En mi empresa habíamos tenido también tres contactos para empezar a virtualizar, tras hacer unos primeros pinitos con una herramienta gratuita llamada vmWare Server. En todos los casos, tras un par de preguntas superficiales cada proveedor nos aportaba su solución, por supuesto echando por tierra aquella cosa de juguete gratuita que teníamos en pruebas. Los presupuestos astronómicos dejaban ver bien a las claras que o bien no se habían dado cuenta de que somos una Pyme o bien el mundo de la virtualización era solo para grandes corporaciones.

A punto de dejar el tema por imposible nos llegó una oferta de un curso a bastante buen precio y a primera vista muy interesante, en el que se explicaba como montar tu infraestructura para virtualizar servidores con las herramientas de la empresa de la que estábamos usando la solución gratuita. Me apunté al curso con serias dudas, ya que en los últimos cursos que había hecho la experiencia no había sido muy buena, y el primer día me encontré con la sorpresa de que el «profe» era Josep, el mismo del que mi compañero me había hablado en aquella reunión comercial.

La verdad es que el primer día empecé pensando que se había dado un golpe en la cabeza y no sabía lo que hacía, cuando pasó toda la mañana explicando como configurar y usar en producción aquella herramienta gratuita que todos los «expertos» consultados nos habían dicho que ni se nos ocurriera usar para otra cosa que no fueran pruebas. Lo primero que piensas es: «Es una pena, porque este tipo sabe mucho, pero si hace cursos económicos y encima explica como te lo puedes montar gratis, se va a arruinar en cuatro días».

Pero no es así. Sencillamente supo ver que no todos somos grandes corporaciones en disposición de gastar unas cuantas decenas de miles de euros para empezar con el sistema perfecto, y se dedicó a hacer unos «tours» en los que explicaba como empezar desde cero e ir creciendo.

Y así fue como empezamos a virtualizar, partiendo de una propuesta totalmente diferente ofrecida por una empresa diferente. Desde entonces hemos hecho dos cursos más con ellos, les hemos comprado la versión más económica de las versiones de pago de vmWare, hemos montado un par de servidores, les hemos comprado un par de cabinas una vez visto en la empresa que aquello realmente funcionaba, y ahora estamos ya pensando en pasarnos a una versión superior e incluso empezar a probar con la virtualización de escritorios. Es decir, estamos llegando a aquella solución ideal inviable que nos proponían en principio otros proveedores, pero paso a paso, como se hacen las cosas en las Pymes, invirtiendo según va siendo necesario y formándonos nosotros en lugar de pagar horas externas para hacer ciertos trabajos.

Pero hacer las cosas de otra manera es solo una parte del éxito. Si con esa misma idea la formación hubiera sido mediocre o mala nada se hubiera conseguido, o si al ir a los clientes les ocurriera como a mi compañero al que dejaron colgado con una instalación sin funcionar tampoco estarían ahora abriendo sede en Madrid. La clave principal del éxito en las empresas actuales, y que creo que en NCora cuidan especialmente es el hecho de conseguir que cada uno de los que trabajan en ella estén trabajando en su Elemento.

Si te estás preguntando qué es «El Elemento» es que no has leido el libro de Ken Robinson que lleva ese mismo título y si es así ya estás tardando en leerlo. El Elemento es ese lugar en el que se encuentran aquello que te apasiona con aquello que dominas a la perfección. Es el lugar donde idealmente todos deberíamos estar trabajando.

El problema es que mucha gente cree que ya está en su Elemento cuando descubre lo que le apasiona, y se olvida de la segunda parte, la más importante: dominarlo a la perfección. Esa segunda parte es la clave, la que marca la auténtica diferencia.

La mediocridad desaparece cuando alguien está en su Elemento. Gran parte de los problemas que tenemos en este momento los causa la baja productividad que a su vez es consecuencia de un elevado indice de mediocridad. La educación que damos a nuestros hijos debería centrarse en ayudarles a encontrar cual es su Elemento, no en meterles en la cabeza conocimientos preestablecidos que olvidan en unos meses con los que conseguir un título que les capacitará para obtener un trabajo «con salida» en el que ser mediocres.

Aquí os dejo un enlace donde podeis ver a Punset y a Robinson hablar de «El Elemento» en Redes: http://www.rtve.es/television/20110327/todos-tenemos-capacidad-ser-creativos/420223.shtml

 

3 respuestas a «El éxito a través de la diferencia y de estar en tu Elemento»

Buenas Jaume,

Impresionante post que suscribo. No conocía el concepto de «elemento» pero me lo voy a aplicar en adelante (y tengo una lectura pendiente, por lo visto… 😉 ).

Un besi,

tor

¡Muchas gracias por vuestros comentarios! Coincido con Cachi en que en determinados momentos se puede seguir pensando.

El Elemento es un gran libro. Yo lo leí por otros motivos, estudiando temas de educación, pero es aconsejable para cualquiera que sienta que no está haciendo lo que cree que debería estar haciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *