Kidibidú

primas

Foto cortesía de Yolanda Vallés con las principales culpables de la existencia de Kidibidú

Támelis SCP (es decir, Aitana y yo mismo) presenta hoy en sociedad un proyecto que nos vino a la cabeza un día de este verano y que ha ido tomando forma poco a poco.

La idea era tenerlo listo al final del verano aprovechando las vacaciones, pero se interpusieron algunos problemsa de salud y como tras las vacaciones ya solo se le podía dedicar un rato cada día y un poco más de tiempo los fines de semana se ha demorado bastante.

Nuestras hijas van creciendo y sus necesidades van cambiando. Han nacido ya de lleno en la era digital y eso se nota. Ven como nosotros nos podemos comunicar, intercambiar fotos, etc. con gente que está muy lejos y ellas quieren poder hacer lo mismo. Este año especialmente, porque una buena amiga se ha ido a vivir muy lejos y porque cada vez más les apetece mantener contacto con sus primas aragonesas.

Internet no es un lugar donde puedas dejar navegar solo a un niño sin más ni las redes sociales que conocemos están pensadas para ellos, por eso tras insistir en sus peticiones un día se nos ocurrió que podríamos crear una red a su medida.

Nos pusimos manos a la obra y en poco tiempo teníamos un prototipo que ya funcionaba y cumplía con los principios que nos impusimos:

  • Los contactos de los niños deben ser seguros y filtrados por sus padres. Ellos pueden buscar en la red pero solo encontrarán a niños en cuyos padres previamente has confiado. Para ello los niños no crean sus cuentas, sino que son los padres los que crean una cuenta de administración y en ella dan de alta las cuentas de sus hijos. A medida que tu vas confiando en las cuentas de otros padres tus hijos pueden ampliar su círculo de contactos.
  • Garantizar la identidad de los contactos: uno de los mayores peligros en las redes sociales cuando hablamos de niños es el de la usurpación de identidad, por eso una de las primeras cosas que hicimos fue buscar una forma de que eso no pasara. Como no íbamos a ponernos a pedir el DNI a los padres para que pudieran abrir su cuenta optamos por una solución que creemos bastante segura y sencilla: para que otros padres puedan confiar en ti en Kidibidú antes tienes que asociar tu cuenta con alguna cuenta en otra red social en la que tengas actividad, para que el resto de padres estén seguros de que eres quien dices ser.
  • Seguridad: nada de lo que se escribe o lee en Kidibidú viaja por la red sin cifrar. Comentarios, fotos, contraseñas… Todo el tráfico en Kidibidú es cifrado y la web solo es accesible pot https, no hay versión http sin cifrar.
  • Promover un uso sano de la tecnología: Entendemos por un uso sano el que no provoca adicción y se realiza cuando el usuario lo decide. Kidibidú no usa niguna estrategia para mantener a tus hijos delante de la pantalla más tiempo del estrictamente necesario para publicar lo que quieran, revisar las novedades y hacer sus comentarios. Tampoco tiene sistemas de aviso en tiempo real que estén llamando en plan “ven ahora que alguien acaba de publicar algo”. No nos gustan las alertas en las redes sociales para adultos y mucho menos en una para niños, por eso Kidibidú no las tiene. Puesto que los mensajes en estas redes no son urgentes es el usuario quien debe decidir cómo y cuando va a acceder a ellas, no debe ser la propia red la que decida cuando el usuario debe conectarse a base de enviarle alertas. Se envía un único email diario a los padres (solo si hay algo nuevo), que contiene un resumen de la actividad del día, para que puedan informar a sus hijos de que tienen mensajes por leer si ese día ellos no tenían previsto acceder para publicar nada.
  • Privacidad por defecto: En Kidibidú no puedes empezar a escribir un mensaje hasta que indicas a quién va destinado. Tienes que elegir primero a los contactos que lo podrán ver, para evitar por despiste publicar algo para todos que debía ser privado. Se pueden crear grupos para facilitar esta taréa y por supuesto está la opción de enviar a todos, pero hay que elegirla específicamente, no es la opción por defecto.
  • No hacer negocio a cualquier precio: Kidibidú no es una startup ni nada parecido. No hay plan de negocio, ni estudio de mercado ni nada que se le parezca. Nos apecetecía hacerlo y lo hicimos. Evidentemente nos gustaría con el tiempo obtener algunos ingresos para al menos cubrir los gastos, pero no será a cualquier precio. Nunca incluiremos publicidad en las cuentas de vuestros hijos, ni comerciaremos con sus datos ni haremos nada para mantenerles enganchados a la red. Creemos firmemente que la vida de cualquier niño debe ser primordialmente offline con breves incursiones en el mundo online y con esa filosofía vamos a seguir trabajando.

Kidibidú está ahora en su fase inicial. Se pueden enviar mensajes y hacer comentarios. En breve se podrán enviar fotos y crear grupos. Hemos dado espacio para 50 cuentas en esta primera fase, para los que queráis acompañarnos en los inicios, aunque os podamos causar alguna pequeña molestia con los ajustes necesarios en todo arranque.

Si vuestros hijos tienen amigos o familia lejos y creéis que les apetecería poder compartir sus cosas online con ellos, o si vuestros hijos conocen a nuestras hijas y creéis que les apetecería charlar con ellas, solo tenéis que crear una cuenta como padres, validarla con alguna cuenta vuestra en Facebook, Twitter o Google+ e invitar a quien queráis a participar (en vuestro panel de control hay un apartado para ello).

También podéis conversar con otros padres si además de confiar en ellos los agregáis a vuestra lista de contactos.

Esperamos que os guste y esperamos vuestros comentarios, sugerencias, etc. para ir mejorando poco a poco.

¡Bienvenidos a Kidibidú!

¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *