La felicidad crece mejor si la siembras pronto

IMG_0709

Vivimos en un momento en que por fin hay una gran corriente que defiende y difunde que la vida es algo más que mantener un trabajo que no te gusta durante muchos años para luego ser feliz cuando te jubiles, que lo de hacer algo que no te gusta ahora para ser feliz luego no es una forma sana de vida, que a ser feliz se aprende siendo feliz, que hay que dedicar las energías a aquello en lo que disfrutas porque es la única manera de ser feliz cada día….

Pero parece que hay una edad para empezar en todo eso…

Cuando esas mismas propuestas las trasladas a la infancia la cosa cambia:

  • Nos seguimos preocupando más de que saquen buenas notas en temas que no les interesan en absoluto que de propiciarles la mejor manera de que desarrollen sus aficciones, sean las que sean y aunque no nos gusten a nosotros.
  • Les hacemos ir a inglés, o a alemán, o a chino, porque creemos que les servirá en el futuro, aunque a ellos les resulte una carga y no les guste en absoluto. Los que tenéis más de 40 recordaréis cuando se estudiaba francés porque era el idioma con más futuro ¿verdad?
  • Les seguimos diciendo lo de “es por tu bien, en el futuro me lo agradecerás…” que es lo que siempre nos han dicho respecto a nuestra forma de ganarnos la vida “si, no te gusta tu trabajo, pero es por tu bien, estás cotizando para poder jubilarte y disfrutar”.

Ya estamos dando el paso de no dejarnos engañar, de intentar ser felices durante toda nuestra vida adulta, de no esperar a la jubilación para disfrutar. Pero hemos tenido que aprender a hacerlo, romper muchos moldes, cambiar de chip, porque no es para lo que nos entrenaron en la infancia, ni es para lo que estamos entrenando a nuestros hijos. Ahora toca dejar de vender a nuestros hijos que su infancia es una forma de cotizar para ser felices cuando sean adultos.

La siguiente revolución será esa, la de criar y educar niños felices que sean adultos capaces de decidir por si mismos sin tener que reaprender a hacerlo porque les hemos privado de esa capacidad durante muchos años. La diferencia en este caso es que los adultos estamos llevando esta revolución por nosotros, mientras que los niños no pueden hacerlo por si mismos. Necesitan de una gran cantidad de adultos dispuestos a preocuparse más por su felicidad y menos por sus conocimientos académicos. Adultos convencidos de que un niño feliz es incapaz de parar de aprender, aunque lo que aprenda no sea lo que a nosotros o al gobierno de turno nos gustaría que aprendiera.

9 Comentarios

  • rodolfo

    hola
    hace tiempo que te sigo, pero este articulo es cierto, muy cierto y nos debe hacer reflexionar….
    Si el futuro es de los ahora niños, complicado futuro no?

  • rodolfo

    hola
    hace tiempo que te sigo, pero este articulo es cierto, muy cierto y nos debe hacer reflexionar….
    Si el futuro es de los ahora niños, complicado futuro no?

  • rodolfo

    hola
    hace tiempo que te sigo, pero este articulo es cierto, muy cierto y nos debe hacer reflexionar….
    Si el futuro es de los ahora niños, complicado futuro no?

  • jaume

    ¡Hola Rodolfo!
    no se cómo de complicado será el futuro, pero independientemente de las dificultades que se encuentren nuestros hijos, creo firmemente que serán infinitamente más felices y más capaces de enfrentarse a cualquier problema si les acompañamos desde bien pequeños mientras luchan por sus propios objetivos que si les imponemos los nuestros y les evaluamos por ellos. El problema es que eso requiere no un cambio en los niños, que estarían encantados de crecer así, sino de un cambio masivo en padres y educadores que creo que está muy lejos aun de producirse.

  • jaume

    ¡Hola Rodolfo!
    no se cómo de complicado será el futuro, pero independientemente de las dificultades que se encuentren nuestros hijos, creo firmemente que serán infinitamente más felices y más capaces de enfrentarse a cualquier problema si les acompañamos desde bien pequeños mientras luchan por sus propios objetivos que si les imponemos los nuestros y les evaluamos por ellos. El problema es que eso requiere no un cambio en los niños, que estarían encantados de crecer así, sino de un cambio masivo en padres y educadores que creo que está muy lejos aun de producirse.

  • jaume

    ¡Hola Rodolfo!
    no se cómo de complicado será el futuro, pero independientemente de las dificultades que se encuentren nuestros hijos, creo firmemente que serán infinitamente más felices y más capaces de enfrentarse a cualquier problema si les acompañamos desde bien pequeños mientras luchan por sus propios objetivos que si les imponemos los nuestros y les evaluamos por ellos. El problema es que eso requiere no un cambio en los niños, que estarían encantados de crecer así, sino de un cambio masivo en padres y educadores que creo que está muy lejos aun de producirse.

  • rodolfo

    eso prentendia reflejar, que ese cambio no lo veo hoy por hoy…solo queda el pequeño o el gran cambio
    que podemos hacer con nuestros hijos….como padres.

  • rodolfo

    eso prentendia reflejar, que ese cambio no lo veo hoy por hoy…solo queda el pequeño o el gran cambio
    que podemos hacer con nuestros hijos….como padres.

  • rodolfo

    eso prentendia reflejar, que ese cambio no lo veo hoy por hoy…solo queda el pequeño o el gran cambio
    que podemos hacer con nuestros hijos….como padres.

¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *