Motivación intrínseca y TEDxValencia 2012

Tras muchos meses de trabajo por parte del enorme equipo de voluntarios que lo han hecho posible, el sábado 5 de mayo fue por fín el día X para el TEDxValencia 2012.

Como ya ocurrió en 2011 fue una gran experiencia poder disfrutar en vivo del evento, no solo por el nivel de los ponentes sino por el ambiente que se respiraba en todo momento, algo que no se puede llegar a captar viendo los vídeos a posteriori. Como dije en la despedida a la pregunta de David, me fuí muy inspirado y motivado.

Este año ha sido especial porque no he asistido solo como «espectador», sino que a través de nuestro proyecto tiktakwebs.com hemos podido colaborar en la organización del evento programando la magnífica web que Rafa Armero diseñó, además de asistir a uno de los talleres TEDxValencia Adventures dirigidos por Inanna Catalá que salieron de una idea de Isabel Villagar, y organizar otro taller del que ya os hablé.

Y todo eso me da pie a hablar de nuevo de motivación, un tema del que ya en alguna ocasión he hablado en este blog.

De vuelta a casa hice el ejercicio de imaginarme que este proyecto de web no hubiera sido para algo que me motiva tanto como organizar un TEDx y hubiera llegado a mis manos de otra manera. Imaginaba que David me hubiera llamado hace unos meses para decirme: oye mira, tengo un proyecto de web que quiero que hagas, lo va a diseñar un diseñador con el que nunca has trabajado, y los contenidos no están aun muy claros, ya iremos viendo que sale, y te voy a pagar XXX por hacerlo.

De haber ocurrido eso hubiera hecho un análisis racional de la situación, hubiera visto que estaba en un momento en el que ya me sobraba trabajo y me faltaba tiempo, que empezar a trabajar con un diseñador que no conoces puede traer muchos problemas y que empezar a trabajar en un proyecto que está aun sin acabar de definir te puede acabar liando hasta el cuello cuando empiezan a salir más y más cosas que no estaban previstas. Así que a pesar de que me hubiera podido venir bien cobrar XXX euros, muy amablemente lo hubiera rechazado porque no me compensaba.

La llamada fue algo así como os cuento, salvo por dos detalles: en lugar de XXX euros la tenía que hacer gratis y el proyecto no era cualquier proyecto sino TEDxValencia, así que ni por un momento mi razón tuvo ocasión de actuar y le dije que sí al instante.

¿Por qué decir que sí entonces? Se podría pensar que por la publicidad que puede suponer, pero la realidad es que mucha publicidad es lo último que necesitamos en un proyecto que da sus primeros pasos y que está pensado para crecer despacito, taza a taza. Un boom de clientes repentido lo podría hacer «morir de éxito».

La realidad es que el único motivo que me impulsó a decir «sí» fue el hecho de participar en un proyecto que tiene un por qué, un motivo qué que por decirlo de alguma manera «va conmigo». Ninguna de las desventajas o miedos que me hubieran hecho decir «no» tuvieron ocasión de aparecer por mi cabeza en ese momento. Y eso es lo que ocurre cuando participas en un proyecto que está en linea con tus ideas, que los posibles problemas se minimizan.

Por supuesto ocurrieron algunas de las cosas que podrían haberme hecho decir no. Trabajar con Rafa fue un placer (aunque tuvo que sufrir mi enorme dificultad para estar disponible para llamadas telefónicas en horarios normales ;)), pero durante algunos periodos la falta de tiempo se hizo notar y apenas podía avanzar si quería dormir, surgían nuevos requerimientos que ni siquiera tenía claro cómo resolver, etc. pero la importancia del motivo hizo que el ánimo no decayera en ningún momento.

¿Qué conclusión saco yo de esto? En realidad nada más que confirmar algo que realmente ya había experimentado en otras ocasiones. La motivación interna es la que hace que las cosas funcionen, esto no hubiera salido igual ni a golpe de talonario ni pagando incentivos por objetivos logrados.

Y dando un salto al mundo empresarial, esto me hace preguntarme ¿ha llegado el momento de dejar a un lado los outdoors, talleres motivacionales y similares? Estos no hacen más que inyectar un poco de motivacion externa, que sigue la curva normal de la motivación externa que es tener un pico en el momento en que se aplica para luego caer rápidamente y necesitar una nueva acción que la haga subir, con el agravante de que cada acción provoca menos efecto que la anterior por habituarse el personal a este tipo de talleres.

 ¿Será el momento de que las empresas empiecen a hacer algo que trascienda al hecho de llenar las cuentas corrientes de los propietarios o accionistas? ¿es posible que las empresas proporcionen un sentido al trabajo de sus empleados más allá de ayudarles a pagar la hipoteca y el coche?. Un sentido que no sea la famosa definición de «Misión» que toda empresa tiene desde todo el mundo asumió los modelos de Kaplan y Norton pero que suele ser poco más que una frase que queda muy bien y que prácticamente es intercambiable entre todas las empresas. Un sentido más allá de esta frase impuesta por un modelo, algo que verdaderamente haga sentir orgulloso a cada trabajador de la empresa por estar participando en ella, como nos sentimos ahora todos los voluntarios que hemos participado en TEDxValencia.

¿Hay empresas dispuestas a hacer este cambio de manera honesta, sin hacerlo como fachada mientras piensan en los beneficios económicos que les reportará? ¿hay consultores y profesinales del coach que estén preparados para ayudar a una empresa que quiera emprender este camino? ¿podemos romper el paradigma actual de la motivación en la empresa?

Y tras todos estos interrogantes os dejo dos vídeos que nadie que tenga un negocio debería dejar de ver. El segundo fue además uno de los TEDTalks de TEDxValencia 2012:

 

Fotos de Marta Rosella

6 Comentarios

  • Hola Jaume
    No había leído el post… la verdad es que me lo he encontrado haciendo un poco de egosurfing por la red… Muchas gracias por compartir la experiencia. La verdad es que si las empresas se ocupan solamente en llenar las cuentas corrientes la llevan clara…
    Felicidades y mucho ánimo!!!! Para mi también ha sido una gran experiencia y sobre todo me quedo con las personas maravillosas que he tenido oportunidad de conocer… Una de ellas eres tú.

    • Jaume

      ¡Muchas gracias Isabel! Me ha gustado el término egosurfing :D. A ver si nos vemos en la edición 2013 o antes, en TEDxValencia Women 2012 que está a la vuelta de la esquina :). ¡Un abrazo bien grande!

  • Hola Jaume
    No había leído el post… la verdad es que me lo he encontrado haciendo un poco de egosurfing por la red… Muchas gracias por compartir la experiencia. La verdad es que si las empresas se ocupan solamente en llenar las cuentas corrientes la llevan clara…
    Felicidades y mucho ánimo!!!! Para mi también ha sido una gran experiencia y sobre todo me quedo con las personas maravillosas que he tenido oportunidad de conocer… Una de ellas eres tú.

    • Jaume

      ¡Muchas gracias Isabel! Me ha gustado el término egosurfing :D. A ver si nos vemos en la edición 2013 o antes, en TEDxValencia Women 2012 que está a la vuelta de la esquina :). ¡Un abrazo bien grande!

  • Hola Jaume
    No había leído el post… la verdad es que me lo he encontrado haciendo un poco de egosurfing por la red… Muchas gracias por compartir la experiencia. La verdad es que si las empresas se ocupan solamente en llenar las cuentas corrientes la llevan clara…
    Felicidades y mucho ánimo!!!! Para mi también ha sido una gran experiencia y sobre todo me quedo con las personas maravillosas que he tenido oportunidad de conocer… Una de ellas eres tú.

    • Jaume

      ¡Muchas gracias Isabel! Me ha gustado el término egosurfing :D. A ver si nos vemos en la edición 2013 o antes, en TEDxValencia Women 2012 que está a la vuelta de la esquina :). ¡Un abrazo bien grande!

¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *