Categorías
Productividad

Probando Teambox, un gestor de proyectos «social».

Si estais cómodos en Twitter/Facebook/Google+ y teneis que gestionar o trabajar en proyectos que impliquen a más personas os recomiendo darle una oportunidad a Teambox (teambox.com).

Llevo un par de años trabajando en el desarrollo de una aplicación colaborativa de gestión de proyectos «con otro aire» para mi empresa, y encontrarme con Teambox ha supuesto al mismo tiempo un duro golpe y una gran alegría.

Ha sido un duro golpe porque hace un par de años decidí desarrollar esta aplicación al no encontrar nada similar en el mercado, y de repente me encuentro con algo que reune una gran parte de lo que yo estoy haciendo: el timeline, el componente social, la facilidad de integración con el email y google apps, etc. Creo que antes de empezar incluso llegué a probar Teambox, pero en aquel momento no me convenció, no recuerdo por qué. Y resulta que tras Teambox hay un buen equipo, financiación, etc. y han conseguido un producto muy redondo, mientras que yo lo he desarrollado casi en solitario y sin dedicación absoluta ni mucho menos. En resumen: Teambox es ahora lo que mi proyecto (que ya está en producción desde hace unos meses) será dentro de un par de años si no surge nada que me obligue a desviar de él el tiempo que le dedico.

Pero ha sido una alegría por dos motivos:

  • por ver que aquellas ideas sobre cómo debía funcionar un gestor de proyectos en la era 2.0 no eran locuras solo mias, que más gente ha visto lo mismo y ha apostado fuerte por ello creando una empresa para dar forma a esas ideas.
  • porque si tras las pruebas a las que lo estoy sometiendo veo que responde y funciona como quiero, no tendré problema alguno en plantear en la empresa que ya hay un producto en el mercado que cubre lo que queríamos cubrir, y que como está más desarrollado que el nuestro lo vamos a adoptar y a dedicar el tiempo previsto para el desarrollo a otros temas en los que podamos aportar más valor. Esto supone evidentemente asumir el tiempo perdido en el desarrollo hasta ahora, pero es algo inevitable a veces: seguir invirtiendo más tiempo en crear algo que parece que ya existe nos haría perder aun más. Si esa fuera nuestra linea de negocio sería más lógico invertir recursos, acabar el desarrollo y competir con Teambox, pero solo buscamos cubrir una necesidad organizativa, nuestra empresa no desarrolla software comercial. Si ese software existe no es lógico que lo desarrollemos nosotros.

Así que si tras unas cuantas pruebas más todo sigue bien y en la empresa convence, no tendré más remedio que despedirme de mi querido proyecto aunque me duela. Le he dedicado mucho tiempo y cariño, pero salvo que encuentre algún problema inesperado ya no tiene sentido. Hay algunas características que nos resultan útiles que de momento no cubre Teambox, pero las plantearé a su lista de ideas a ver si gustan y se implementan en futuras revisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *