Categorías
Productividad

Standing desktop o trabajar de pie

Si hay algo que me gusta del inglés es lo bien que suena cualquier nombre que le pongas a cualquier cosa que se te ocurra. Porque si dices que trabajas con un «standing desktop» pareces lo más de lo más, pero si dices que «trabajas de pie» eres una cosa rara donde las haya.

Decidí hacer la prueba de trabajar de pie, es decir, con un «standing desktop» tras leer varios artículos en los que la gente lo había probado y a algunos les iba bien.

La mayoría de ellos enlazan a varios artículos sobre los peligros de estar demasiado tiempo sentados. Os dejo alguno de ellos a continuación (extraidos de zenhabits.net):

Como me gusta pasear cuando tengo que pensar y además tengo la espalda machacada de tantas horas de silla, pensé que igual el cambio me iba bien: igual me ayuda a centrarme al permitirme más movilidad cuando tengo que darle vueltas a la cabeza, y mi espalda puede que se recupere un poco.
Así que le puse un soporte de teclado que tenía guardado a una estantería e hice la prueba durante unas semanas.

Conclusiones:

  • «Elegí un mal día para dejar de fumar»: Como comentaba en mi anterior artículo estoy más cansado de lo habitual, así que no ha sido buena idea pasar a estar de pie en este momento…
  • En cuanto a mi espalda no le he dado el tiempo suficiente para saber si mejora o no con el cambio.
  • Al contrario de lo que creía, mi capacidad de concentración ha disminuido, debido a un efecto que he bautizado como la canción de Aute: el efecto «pasaba por aquí». Este efecto consiste en que mi cabeza está tan acostumbrada a que cuando estoy de pie frente a un ordenador es para arreglar algo puntual que mi cerebro parece estar constantemente en ese modo, el de arreglar alguna cosa y luego ir a sentarse para concentrarse. Me paso el día diciendome: «ya toca concentrarse», cosa que no me ocurre sentado.
  • Físicamente se ha de notar. Al final del día las piernas están doloridas y el estado general es de estar más cansado. Me imagino que con tiempo esos efectos disminuirán porque todo lo físico requiere entrenamiento.

En fin, que de momento he desistido y me he vuelto a sentar, aunque puede que en otro momento en el que esté menos cansado y tenga más tiempo para trabajar en el tema de conseguir concentrarme de pie lo intente de nuevo. Ahora no me es posible perder tiempo por falta de concentración.

También tengo pendiente buscar información sobre los riesgos de permanecer mucho tiempo de pie sin caminar, porque seguro que los hay (aparte del ya conocido de desarrollar venas varicosas en quien tiene tendencia a ello). Es muy diferente estar caminando a estar simplemente de pie. Lo primero es muy sano, lo segundo me temo que no tanto. Pero para todo hay solución si hay pasta: un escritorio para trabajar mientras caminas (http://shop.trekdesk.com/TrekDesk-Treadmill-Desk/M/B002IYRBI0.htm).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *